¿Dirigís a tu negocio o tu negocio te dirige?



El sueño de todo emprendedor es tener una gran clientela y una demanda creciente de sus productos o servicios.

La mayoría no logra el "éxito" debido a una mala gestión que hace insostenible el crecimiento, lo que genera problemas como gastos innecesarios, incumplimientos, perdida de calidad, etc.

Navega a la deriva, solo siguiendo el viento y sus instintos, sin una brújula que les indique el camino a seguir, gastan la mayor parte de su tiempo apagando fuegos como resultado de las decisiones tomadas.

Para poder gestionar cualquier negocio se necesita un liderazgo consciente y eficaz.

Es muy importante conocer el mercado en donde se trabaja para poder adaptarnos y no pretender que el mercado se adapte a nuestro negocio.